3 Causas ocultas de la Disfunción Eréctil

La disfunción eréctil no es un chiste. Puede afectar a cualquier hombre, de cualquier edad, pero por supuesto es mucho más prevalente entre hombres mayores.

Una vez que llegas a los cuarenta, es más probable que sufras de disfunción eréctil. Es importante que entiendas que no todos los casos de disfunción sexual son un problema de Disfunción Eréctil.

En algún momento, todos los hombres enfrentan un problema esporádico de desempeño. Cuando ocurre, te vas a sentir mal por ello.

Te vas a sentir un fracasado y, seamos sinceros, como si fueses menos hombre, pero si no ocurre en forma constante y por un periodo de tiempo, no es disfunción eréctil.

Estas son algunas de las causas más comunes de la disfunción eréctil:

La dieta, el ejercicio y el estilo de vida.

La triste verdad es que en un número importante de casos, la disfunción eréctil es una enfermedad que nos causamos nosotros mismos.

Incluso cuando estas cosas no son la causa directa de la Disfunción eréctil, es casi seguro que son factores que contribuyen a empeorar la enfermedad.

Es una categoría grande y en expansión que cubre muchas cosas, pero en resumen, esto es lo que debes saber.

Comer mucha cantidad de verduras de hojas verdes, granos integrales, ostras, sandía, y arándanos (en realidad, casi cualquier fruta servirá) le dará a tu cuerpo todo lo que necesita para mejorar la calidad de tus erecciones; mientras que reducir el consumo de alimentos procesados, cigarrillos y alcohol te dará mayores beneficios.

Agrega una dosis saludable de ejercicios al menos tres veces por semana, ¡y estarás en camino a una mejor salud sexual!

Los medicamentos que tomas

Es seguro que has visto varios medicamentos promocionados en la televisión. La parte graciosa sobre esos anuncios es que pasan casi la misma cantidad de tiempo hablando sobre los efectos secundarios de las más recientes “drogas maravillosas” que lo que hablan sobre sus supuestos beneficios.

Desafortunadamente, muchas de las drogas del mercado actual que están diseñadas para tratar varias enfermedades tienen efectos secundarios que incluyen la degradación del desempeño sexual masculino. Los más comunes son los medicamentos para la presión sanguínea, pero hay muchos otros.

La buena noticia es que en muchos casos, a menudo hay alternativas (pero no siempre) para los medicamentos con estos efectos secundarios. Si es así, tu doctor puede recetarte un reemplazo para ayudarte a aliviar el problema.

Tu cerebro grande perjudica a tu cerebro pequeño

Muchas de las causas de la disfunción eréctil son en realidad psicológicas. Comprende que esto no es lo mismo que decir que está todo en tu mente, porque no es así.

Los problemas psicológicos pueden fácilmente llevar a una variedad de dolencias físicas muy reales. Si esto te sorprende, no debería hacerlo.

El estrés puede llevar a enfermedades cardíacas, así que ¿por qué otros problemas psicológicos no pueden causar la disfunción eréctil? Es un fenómeno bastante común y bien entendido.

De hecho, el estrés es una de las principales causas de la disfunción eréctil, lo cual lo hace una enfermedad particularmente detestable (porque también puede generar problemas cardíacos, así que te impacta doblemente).

Sin embargo, antes de que el estrés te mate, impactará en tu vida sexual de una manera importante, y completamente negativa.

Nuestra sociedad moderna está repleta al punto de desbordar de disparadores de estrés. Trabajamos demasiadas horas. No nos tomamos suficientes vacaciones, e incluso cuando lo hacemos, tendemos a llevarnos el trabajo con nosotros, gracias a la llegada de los teléfonos inteligentes, que son una bendición y una desgracia.

Sí, nos permiten mantenernos en contacto con amigos y familiares sin importar en qué lugar del mundo estemos, pero también significa que tenemos la tendencia a no desenchufarnos nunca. Necesitamos eso. Necesitamos tempo para relajarnos y soltarnos. Claro, puedes correr a máxima velocidad por un tiempo, pero si lo haces demasiado, te desgastarás.

Si sigues avanzando más allá de eso, tus problemas solo empeorarán con el tiempo. ¿Por qué querrías hacerte eso a ti mismo? Simplemente no tiene sentido.

Depresión

La depresión es otra causa común de la disfunción eréctil, y seamos sinceros, cuando estás deprimido, el sexo es lo último en lo que piensas.

El estrés es una causa particularmente desagradable de disfunción eréctil, porque la mayoría de los antidepresivos disponibles solo empeoran la disfunción eréctil.

La depresión también es traicionera en otro frente, porque es fácil caer en la trampa de un mensaje negativo hacia uno mismo, que refuerza cada vez más.

Lo que queremos decir con esto es que cuando estás deprimido, tu autoestima está baja (por definición). Si intentas tener sexo, tu baja autoestima podría llevarte a tener problemas de desempeño. Luego, cuando no puedes desempeñarte sexualmente, esto baja aún más tu autoestima, lo cual aumenta las probabilidades de futuros problemas de desempeño sexual.

Una vez que caíste en esa trampa, es difícil salir de ella.

Una cosa que notarás y que no está en la lista es la “ansiedad por el desempeño”. Eso se debe a que mientras que la ansiedad por el desempeño puede conducir a la falta de desempeño sexual en ciertas situaciones específicas, generalmente se trata de eventos aislados y de poca ocurrencia.

Sin embargo, el riesgo es que el no poder desempeñarte sexualmente puede a veces conducir a la depresión, lo cual puede causar disfunción eréctil.

CLIC AQUÍ PARA INFORMARTE MAS COMPLETAMENTE GRATIS