Cómo Ser La Mujer Que Su Hombre Desea

Todos, en los momentos de crisis en nuestras relaciones, hemos intentado averiguar cuál sería la mejor manera de conservar a nuestra pareja. Nos preguntamos cosas como: ¿Tendré algo que le disgusta? ¿Sería mejor si fuera más extrovertida? ¿Debería ser un poco misteriosa?

Todo esto conlleva a crearnos inseguridad a nosotros mismos, lo que en muchas ocasiones provoca una ruptura inesperada. En este caso, el camino hacia la reconquista será un trabajo arduo, lleno de obstáculos que tendremos que superar de la manera más digna y sutil.

Aunque cada uno es un mundo aparte y lo que a uno le gusta a otro puede no gustarle tanto, existen cosas o situaciones muy básicas que en general son los valores que suelen buscar los hombres en sus parejas. Si tenía dudas sobre cómo ser, qué cosas hacer y cuáles no para mantener la chispa y en este caso, para recuperar a su hombre, estos consejos pueden ayudarla.

Cómo Resultar Atractivas

El hecho de que tengamos una vida ocupada, ya sea trabajando o estudiando, incluso simplemente teniendo una vida social muy activa, es algo que atrae a un hombre. Da la sensación de estar ante una persona ambiciosa y entusiasta, y estas son cualidades muy positivas a la hora de valorarnos.

Uno de los aspectos más deseados para un hombre es la sensualidad, pero ¿cómo ser sensual sin ser vulgar? En este caso la mirada será nuestra mejor balanza, nuestros ojos harán todo el papel. Lo único a tener en cuenta es: no mirarlo fijamente a los ojos ya que puede sentirse intimidado; no parpadear demasiado es indispensable, ya que parecerá que estamos ansiosas y agobiadas, y por último una gran sonrisa ha de estar siempre en nuestras bocas, una sonrisa transmite muchos sentimientos, entre ellos tranquilidad y bienestar.

Jugar con el cabello, mover de forma rápida el pelo, acompañado de un movimiento de cabeza indica que estamos seguras de nosotras mismas. Tocarlo para descubrir parte de nuestro cuello atraerá de seguro su mirada, y responderemos con una mirada breve para que sea consciente de que hemos visto como nos observaba.

Si queremos ir un poco más allá, acariciarnos sutilmente el brazo hará que nuestro hombre nos desee. Será él quien quiera rozarnos y por ende, nos sentiremos deseadas, lo que también aumentará nuestra seguridad frente a nuestra ex-pareja. Es la mejor manera de saber que tenemos las riendas de la reconciliación.

Si vamos de camino a algún sitio, adelantarnos unos pocos pasos puede provocar que tenga que controlarse para no abrazarnos, ya que como cazador nato, inconscientemente sentirá la necesidad de abalanzarse sobre su presa, que casualmente somos nosotras.

Ser femeninas lo es todo, muy posiblemente sea la cualidad que más atrae a un hombre. Ser amable, afectuosa, entrañable… incluso un poco maternal es muy atractivo para ellos. La forma en la que nos expresamos es de suma importancia. Por ejemplo, decir cosas ordinarias espantará a nuestro hombre, en cambio con una buena elección de palabras conseguiremos que se sienta a gusto y que quiera volver.

Por otro lado, el sentido del humor es fundamental para atraer a un hombre. A nadie le gusta una mujer seria y sin gracia. Sin embargo, haciendo reír a nuestra ex-pareja conseguiremos que no se aburra, que pase un rato agradable y que sea consciente de que estar con nosotras puede ser muy divertido.

Lo Que Odian

Ser vengativas es algo que no debemos hacer nunca. Es muy poco femenino y espantará fácilmente a nuestro ex-novio. Debemos ser honestas y darnos cuenta que por más que planeemos una venganza, llevarla a cabo no nos hará sentir mejor.

No debemos invadir su espacio. Los hombres por lo general son más reservados, por lo que gran parte de lo que ocurra durante su día será un misterio para nosotras. No debemos insistir para que nos lo cuenten ya que suelen agobiarse con tantas preguntas.

Quizá la tarea más complicada sea no cuestionar sus acciones, sobre todo cuando tienen que ver con otras mujeres. No ser celosas en la mitad de una ruptura es difícil, pero es algo que ellos odian y si queremos recuperarlo deberemos ser pacientes y mantener la calma. Hay que pensar que si no tenemos una relación, tampoco tenemos el derecho a recriminarle nada.

Muchas mujeres odian a los amigos de su pareja. Esto se debe a que muchas veces pensamos que sus amigos son una mala influencia y que provocan a nuestro hombre a que conozca mujeres o creemos que quieren provocar una ruptura porque un amigo soltero siempre es más divertido. Debemos tener en cuenta que sus amigos estaban ahí antes que nosotras, así que lo mejor que podemos hacer es intentar formar parte de ese grupo. Nuestra ex-pareja lo agradecerá.

Quizá llevar a cabo alguno de estos consejos nos resulte artificial, ya que puede ser que alguno de los puntos descritos sea completamente opuesto a nuestra forma de ser, pero es el precio que debemos pagar para recuperar a nuestro hombre. Debemos aprender a ser y a aparentar.